Rivamadrid.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento activo antes de emplear dicha información. Por favor, les rogamos lea nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD y pulse en aceptar para poder seguir el proceso de navegación en la web.

Más información Entendido

Ciudadanos

Buenas prácticas a la hora de lidiar con los resíduos más frecuentes

Tipos de resíduos más frecuentes

Es un proceso que comienza en el hogar cuando los ciudadanos realizamos la selección de los envases, colocándolos en recipientes (cubos) independientes. Estos materiales pueden ser reciclados por la industria como materias primas en mejores condiciones que si hubiese que separarlos de las bolsas de basura donde están mezclados con materia orgánica, que los ensucian y deterioran.

La basura doméstica está compuesta principalmente por:

  • Materia orgánica: es la denominación que reciben los restos procedentes de los almentos. Si los separamos correctamente, pueden convertirse en compost, una fuente idónea de fertilizantes naturales. Con su descomposición se produce metano aprovechable para generar energía eléctrica.
  • Otros: cada ciudadano español genera aproximadamente 600 Kg de residuos al año, de los cuales entorn al 70% podría recuperarse o reciclarse. Sin embargo, éste es el porcentaje que suele ir a parar a un vertedero y por tanto, solo una mínima parte es recuperada.

Ciclo envases

  • Plásticos: este material procede del petróleo, al ser dúctil y blando, se deja modelar fácilmente y es utilizado en la fabricación de multitud de envases, fibras, objetos de ccina, medicina, etc. Hay muchos tipos distintos de plástico, cada uno de los cuales sigue su proio proceso de reciclado, por lo que es importante separarlos correctamente.
  • Latas: suelen utilizarse una sola vez. Su fabricación con aluminio supone un gran coste en energía y materias primas y un fuerte impacto ambiental. El aluminio es un metal de color blanco, ligero, maleable y resistente a la oxidación que puede utilizarse para multitud de productos (láminas, barras, tubos, puertas, llaves, aviones...) y reutilizarse ilimitadas veces.
  • Briks: se fabrican a partir de láminas finas de celulosa, aluminio y plástico, muy difíciles de separar lo que dificulta su reciclado; sin embargo, se están imponiendo en el envasado de bebidas alimentarias por su estanqueidad, poco peso y facilidad de transporte.

Resíduos que sí deben depositarse en el contenedor amarillo

  • Plásticos: botellas y garrafas de agua, aceite, refrescos, productos de higiene personal (gel, champú, colonia,etc.) y de limpieza (lejía, detergente, suavizante, fregasuelos, lavavajillas, etc.).
    Tarrinas y botes de yogur, helado, mantequilla, queso, paté, salsas, etc.
    Tubos de productos de higiene personal (pasta de dientes, gomina, cremas, etc.) y de oto tipo de productos.
    Bolsas para contener los alimentos (congelados, verduras, pan, bollería, pasta, legumbres, aperitivos, etc.) y las utilizadas para trnasportar las compras.
    Envoltorios de alimentos (film transparente de las bandejas de fruta, verdura, pescado, carne, fiambre, pastelería, etc.) y para otros productos (embalaje de plásticoo - flexible o rígido- que protege revistas, envíos postales, objetos que se venden agrupados en lotes y una gran variedad de artículos de diversa índole, como ejemplo, pequeños aparatos electrónicos, CD, ciertos objetos de papelería, etc.).
  • Metales: latas de bebidas, conservas, sopas, purés, etc.
    Tubos de comida (salsas, leche condensada...) y de productos de higiene personal (cosmética, crema de afeitar, desodorante, etc.).
    Tapas de otros envases (botes de mermelada, mahonesa, cosméticos, etc.).
    Spray de productos de limpieza (ambientadoes, cera para muebles, limpiadores diversos...) y de higiene personal (laca, espuma capilar, desodorante, etc.).
    Bandejas, bolsas y papel de aluminio (precocinados, café, alimentos infantiles, etc.).
  • Briks:envases de bebidas y otros productos alimenticios (tomate, caldos, gazpacho, leche...)

Ciclo papel

  • Papel y cartón: el papel se fabica entretejiendo fibras de celulosa vegetal. Se emplea para la escritura y la impresión, para el embalaje y el empaquetado y para numerosos fines especializados que van desde la filtración de precipitados en disoluciones hasta la fabricación de materiales de construcción. Son de fácil reciclaje, pero debemos tener en cuenta que los plastificados, adhesivos, encerados de fax y autocopiativos, no pueden ser reciclados.

Ciclo vidrio

  • Vidrio: materia prima fabricada con elementos naturales (arena, carbonato de calcio y carbonato de sodio). Es el envase ideal para casi cualquier tipo de alimento o bebida, además por sus características permiten ser reutilizados y reciclados al 100%.

La regla de las 3 R: Reducir, Reutilizar, Reciclar

La generación de residuos, cada vez mayor, se ha convertido en un grave problema en todos los países desarrollados y minimizar este problema requiere de la colaboración de la ciudadanía. Para ello, se propone seguir la regla de las tres R:

  • Reducir: consiste en rechazar los distintos tipos de envases o empaquetados cuando éstos no cumplan una función imprescindible para su conservación, traslado o consumo. Deberíamos ser particularmente cuidadosos con los productos de “usar y tirar”. Por ejemplo, utilizar servilletas, pañuelosde tela en lugar de los fabricados con papel, ir a la compra con un carrito prescindiendo de las bolsas de plástico de un solo uso...
  • Reutilzar: antes de desechar cualquier producto debemos sacarle todo el partido posible. Los envases de vidrio los podemos reutilizar una vez lavados, las bolsas de la compra las podemos usar para la basura...
  • Reciclar: la mayoría de los materiales de los que están hechos los productos que utilizamosen el hogar son reciclables. Una vez que los hayamos usado, deberíamos devolverlos al ciclo productivo para que, después de un tratamiento, puedan incorporarse de nuevo al mercado, reduciéndose así el consumo de materias primas y de energía.

Actualmente disponemos de mecanismos que posibilitarían no generar tantos residuos y recuperar las materias primas y recursos contenidos en nuestras basuras; pero, para que las cosas cambien es necesario que la ciudadanía adquiera nuevos hábitos de compra, reduciendo la cantidad de residuos y realizando la separación selectiva de los distintos tipos de basura.

¿Por qué debemos reciclar?

  • Las latas de bebidas están fabricadas en aluminio. Este material puede ser reciclado al 100% y se convierte de nuevo en aluminio empleado en múltiples usos, desde ventanas a piezas de coche. Sin embargo, si no la tratamos, una lata de aluminio tardará en degradarse entre 200 y 500 años. Con la energía necesaria para fabricar una lata de refresco de aluminio, se podría tener funcionando un televisor durante dos horas.
  • La botella de agua mineral de los envases elaborados a partir del plástico denominado PET, se pueden fabricar alfombras, fibras o jerséis.
  • La botella de vidrio tarda en degradarse unos 4000 años. Sin embargo, si la reciclamos ahorraremos la suficiente energía para mantener encendida una bombilla de 100 vatios durante cuatro horas. Reciclando las 300 botellas que caben en un iglú de racogida selectiva se ahorran del orden de 130 Kg de petróleo y 100 Kg de materias primas.
  • Un envase de detergente suele estar fabricado con polietileno de baja densidad o PEAD y si se tratan correctamente pueden convertirse en botellas para el mismo uso, tuberías, etc.
  • De los cartones para bebidas tipo brick se puede separar la celulosa para elaborar sacos, bolsas o cartón ondulado, y con el plástico y el aluminio se puede producir “maplar” con el que se fabrica mobiliario urbano.
  • Papel y cartón para fabricar una tonelada de papel se necesitan entre 12 y 16 árboles de tamaño medianos, unos 50.000 litros de agua y más de 300 Kilos de petróleo. Es un proceso altamente contaminante. Además con el reciclado de papel disinuimos la tala de árboles, el consumo de agua en un 86%, el de energía en un 65%.
    Por cada folio (DIN- A4) que se reicle, se ahorra la energía equivalente al funcionamiento, durante una hora, de dos bombillas de bajo consumo de 20 vatios que dan la misma luz que dos bombillas incandescentes de 100 vatios.
C/ Mariano Fortuny, 2

28522 Rivas Vaciamadrid

TOP