Rivamadrid.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento activo antes de emplear dicha información. Por favor, les rogamos lea nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD y pulse en aceptar para poder seguir el proceso de navegación en la web.

Más información Entendido

Textiles y plásticos que no son envases, los impropios más habituales del contenedor amarillo

El 2017 la ciudadanía de Rivas sacó un notable en separación de residuos, mejorando en ocho puntos la media española.

Textiles y plásticos que no son envases, los impropios más habituales del contenedor amarillo

Publicada:

Los datos de 2018 nos han devuelto a la normalidad. El reto del reciclaje no se detiene y desde Rivamadrid trabajaremos para facilitar la correcta separación de los residuos.

El sistema de recogida de residuos en Rivas funciona a base de cuatro fracciones que se depositan en diferentes contenedores;

  • en el azul: papel y cartón;
  • en el verde: restos y orgánicos;
  • en el iglú verde: botellas y envases de vidrio;
  • y en el amarillo: envases de plástico, latas y bricks.

Esta separación que se hace en los hogares es la que permite que los distintos tipos de residuos puedan transformarse nuevamente en materias primas que serán utilizadas en diversos procesos de producción. Pero no es una tarea fácil, porque demanda un trabajo extra y, además, muchas veces no tenemos tan claro cuál es el destino correcto de algunos residuos.

Cada año, Ecoembes, la organización medioambiental que se encarga de la gestión de los residuos depositados en el contenedor amarillo, valora la actuación de la ciudad en el reciclaje de envases. Tomando varias muestras durante el año, evalúa qué porcentaje de esos residuos corresponden a esa fracción y qué porcentaje son impropios, es decir, residuos que no debían depositarse en ese contenedor. En 2017 el gran trabajo realizado por la ciudadanía de Rivas se transformó en un premio de 30.000 euros, que Rivamadrid destinó a la compra de contenedores amarillos, un nuevo modelo de boca ancha que facilita la introducción de los residuos. En 2018 ha habido un retroceso: el porcentaje de impropios, que en 2017 había sido del 20,94%, creció hasta el 31,68%. En el reporte entregado a Rivamadrid se detallan los diferentes materiales que no correspondían al contenedor amarillo, entre éstos destacan como más habituales los textiles, los plásticos no-envases y los metales no-envases.

Facilitar el reciclaje de residuos

Estos últimos datos nos devuelven a los mismos niveles del período 2014-2016, lo cual nos obliga a redoblar nuestros esfuerzos en este 2019. Sabemos que reciclar no es una tarea fácil y demanda un firme compromiso con la sostenibilidad medioambiental, algo que afortunadamente caracteriza a la ciudadanía de Rivas.

Para facilitar que nuestra ciudad pueda reciclar cada día más y mejor, desde Rivamadrid vamos a mantener una serie de acciones que venimos implementando en los últimos años: continuaremos reemplazando paulatinamente los viejos contenedores amarillos por las nuevas unidades de boca ancha y al mismo tiempo, en este 2019, queremos reforzar las actuaciones de divulgación y educación ambiental para fortalecer la concienciación ciudadana. Materiales informativos como la Guía para Reciclar, editada junto con Ecoembes, sirven para acompañar a la ciudadanía ripense en el reto que cada día afrontan desde sus hogares.

C/ Mariano Fortuny, 2

28522 Rivas Vaciamadrid

TOP