Rivamadrid.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento activo antes de emplear dicha información. Por favor, les rogamos lea nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD y pulse en aceptar para poder seguir el proceso de navegación en la web.

Más información Entendido

Proyecto Puntos negros: Primeros resultados.

Tenemos nuevos datos para conocer las necesidades de la ciudad y gestionar mejor nuestros recursos. Te contamos algunos resultados.

Proyecto Puntos negros: Primeros resultados.

Publicada:

El Proyecto Puntos Negros nace como una iniciativa de Rivamadrid para recoger datos que nos ayuden a saber qué debemos hacer para mejorar la ciudad, confiamos en que será una herramienta que nos permita adelantarnos a las necesidades de los vecinos.

Los supervisores del servicio de recogida de residuos han logrado conformar la base de datos de este proyecto. En cada período de análisis, toda vez que encontraban un recinto con incidencias, completaban un documento en el que se detallaban todos los problemas encontrados.

Durante el año pasado se han realizado dos muestreos, el primero se hizo en febrero y el segundo comenzó en el mes de noviembre. Esto ha resultado en dos ficheros con más de 12.000 campos, para que podamos "preguntarles" qué ha sucedido y qué relaciones conectan los diversos datos.

En febrero se completaron un total de 52 planillas con 129 incidencias. En noviembre se completaron un total de 30 con 59 incidencias.


Días, recintos documentados e incidencias totales.

Puede verse que la cantidad de sucesos registrados en febrero alcanzan a 1 de cada 5 recintos, esta razón disminuye en noviembre a 1 de cada 10. También se observa una disminución en las incidencias por día.

Una parte de esta disminución de incidencias se explica por las acciones emprendidas: hemos aumentado la frecuencia de los hidrolavados, se han arreglado o repuesto contenedores dañados, se colocaron contenedores en recintos que lo necesitaban, se han colocado carteles en puntos conflictivos, informando sobre las consecuencias de realizar vertidos ilegales, entre otras.

En el cuadro siguiente se presenta una comparativa simple de las incidencias de cada período.

Incidencias por tipo de residuo. (Contenedores y recintos)

En este cuadro se muestran la cantidad de incidencias por residuo, separando los relacionados con el estado de los contenedores y los que tienen que ver con el estado del recinto, generalmente vertidos indebidos. En ambos períodos se observa una mayoría de conflictos relacionados con los recintos. Y en noviembre la cantidad de incidentes totales disminuye notablemente.

Es destacable que no se hayan encontrado, en ninguna de las ocasiones, incidencias relacionadas con los contenedores de Aceite o de Ropa y Calzado.

En el acumulado de incidencias por tipo si ordenamos los casos destacan Poda y Papel y Cartón en el período de febrero y en el período de noviembre, Enseres en primer lugar y Poda y Papel y Cartón empatando el segundo puesto.

Un dato significativo es la aparición de más de un conflicto en los recintos relevados: Para ambos períodos se muestra un promedio de casi 2,3 incidencias por recintos; por sí mismo no es un valor demasiado alto, pero si consideramos que algunos recintos han llegado a tener 14 incidencias en una sola fecha, cabe preguntarse si el "mal uso" de estas instalaciones tiene que ver con una problemática geográfica/social: "este barrio es más descuidado que otros..", o si el comportamiento de los vecinos obedece a un efecto acumulativo: "ya que esto está sucio, no importará que yo deje la bolsa afuera del contenedor".

En principio no aparecen zonas de la ciudad con focos conflictivos de mal uso por parte de los vecinos. Aunque sí se han detectado varios espacios con muchos vertidos indebidos, encontrando que gente de fuera del barrio (empresas y particulares) acudían a dejar residuos, particularmente de poda y escombros. Esto se ha combatido con vigilancia policial y multas a los infractores. Hay mucho por hacer en este apartado, ya que los vertidos son, en general, uno de los mayores problemas de nuestra ciudad.

En otro apartado hemos analizado la relación entre las incidencias recogidas y el tipo de edificación de la zona: viviendas unifamiliares, viviendas en altura, zona mixta y zona con concentración de comercios.

Incidencias por zonas con diferentes tipos de edificación.


*El total de incidencias de este cuadro no concuerda con el total general porque se han quitado las zonas “mixtas”. Además, la categoría “comercios” fue extraída de planillas de las otras zonas, ya que hemos preferido visibilizar esta categoría por considerar que las empresas y comercios son agentes con conductas “diferentes” que hay que analizar con criterios específicos.

En este último cuadro salta a la vista que en ambos casos las zonas de viviendas unifamiliares poseen más incidencias que las demás. Una observación que vale la pena analizar con detenimiento, aunque por el momento preferimos no intentar explicar sus causas, ya que consideramos que no tenemos datos suficientes para hacerlo.

En muchas ocasiones nos hemos encontrado que una pregunta no tiene una respuesta clara, pero eso nos lleva a hacernos otras preguntas, o nos indica formas mejores de recoger los datos. Estamos en un proceso en el que aprendemos más sobre nuestro trabajo y ganamos herramientas para hacerlo cada vez mejor

Este proyecto nos permite conocer cómo nuestra gestión impacta en la ciudad, y con el paso del tiempo vamos a poder establecer relaciones cada vez más precisas entre prácticas y resultados obtenidos, de forma que podamos medir la efectividad de cada nueva estrategia de acción.

C/ Mariano Fortuny, 2

28522 Rivas Vaciamadrid

TOP