Rivamadrid.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento activo antes de emplear dicha información. Por favor, les rogamos lea nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD y pulse en aceptar para poder seguir el proceso de navegación en la web.

Más información Entendido

Comercios e industria

Obligaciones de los productores de resíduos peligrosos derivados de la legislación en materia de resíduos industriales

Obligaciones de los productores de resíduos peligrosos derivados de la legislación en materia de resíduos industriales

Disponer de autorización para la instalación, ampliación o reforma de industrias potencialmente generadoras de residuos.

Los pequeños productores de residuos peligrosos (producción anual de residuos inferior a 10 toneladas) deberán estar inscritos en un registro específico para pequeños productores.

Dependiendo de la comunidad autónoma, se podrá exigir al productor la constitución de un seguro para cubrir la responsabilidad civil derivada de sus operaciones. Los pequeños productores de residuos peligrosos están exentos de cumplir esta garantía.

Colaborar con la Administración en las tareas de vigilancia y control de la actividad productora.

Envasar, etiquetar y almacenar los residuos conforme a lo establecido en la legislación.

Llevar un libro de registro de los residuos producidos o importados, en el que se indique su naturaleza y cantidad, codificación, origen, operaciones de pretratamiento a las que han sido sometidos, así como las fechas de generación y cesión de tales residuosAdemás se deben mantener y conservar, durante al menos cinco años, los documentos de aceptación a plantas de tratamiento y los documentos de control y seguimiento.

Realizar la declaración anual de productores de residuos peligrosos y entregarla a la comunidad autónoma correspondiente antes del día 1 de marzo de cada año.Los pequeños productores de residuos peligrosos no están obligados.

Comunicar a la administración la desaparición pérdida o escape de residuos.

No abandonar, verter o realizar depósitos incontrolados de residuos.

Separar adecuadamente los residuos cuya mezcla suponga un aumento de peligrosidad o dificultad de tratamiento.

Los productores de residuos peligrosos deberán elaborar, cada cuatro años como máximo, y remitir a su comunidad autónoma un estudio de minimización de dichos residuos, comprometiéndose a reducir su cantidad en la medida de sus posibilidades.

Manuales de buenas prácticas ambientales en las familias profesionales : Ministerio de Medio Ambiente

C/ Mariano Fortuny, 2

28522 Rivas Vaciamadrid

TOP